Historia del Señor de los Milagros
Portuquês    Brasil   Español    Peru
La Cofradía de Pachacamilla


     En el año de 1648 hizo solemne entrada a Lima el 20 de setiembre Don García Sarmiento de Sotomayor XVI Virrey del Perú. Durante su mandato, los historiadores coinciden en destacar dos sucesos acaecidos durante su gobierno: una tragedia y una gran obra pública. 
     La tragedia fué el pavoroso terremoto que destruyó la ciudad del Cuzco, a las 2:00 pm del día 31 de Marzo de 1650. Este sismo tuvo una duración de 15 minutos y repercutió violentamente en Lima causando mucho daño además de dejar heridas a varias personas. La obra pública que todavía perdura es la artística pila de bronce ubicada en la Plaza Mayor. Su estreno con ceremonial solemne se llevó a cabo el día 8 de setiembre 1651. 
     Por esta época hubo otro gran suceso que pasó desapercibido y solamente conocido por un grupo de negros esclavos angoleños de la llamada zona de Pachacamilla que ya vivian organizados en cofradías bajo la advocación de diversas imágenes. Según manuscristos de la época y de una constante tradición transmitida fielmente de padre a hijo y de generación en generación se sabe perfectamente que en el año 1651, siendo Sumo Pontifice Inocencio X, monarca español S.M. Felipe IV, su Virrey en el Perú Don García Sarmiento de Sotomayor y el Arzobispo de Lima Don Pedro de Villagomez, un ignorado e inspirado negro esclavo de angola, llevado por un superior impulso, pintó en una pared del galpón de su cofradía la imagen del Redentor Crucificado para patrocinar sus reuniones y servirles de guía.
     Se debe aceptar que los angoleños de la zona de Pachacamilla al haber rendido culto a la portentosa efigie del Crucificado y estar hermanados para ayudarse en vida y muerte, constituyen el origen y la partida de nacimiento de la gran Hemandad Nazarena.
 


 
 
Señor de los Milagras © 2001 - 2010
Todos os direitos reservados
Site desenvolvido por  Sidney Guimarães Cury
<body>.</body>